Procesión del Silencio y Penitencia

La aprobación de esta Procesión fue acordado en el Cabildo del 1 de enero de 1996. La procesión comienza en el interior de la Capilla de Jesús de Nazareno donde se reúnen todos los Cofrades, ya sean Nazarenos o de otras Cofradías. En el interior de la Capilla descansa Jesús Nazareno el Viejo junto con las andas de cofrades nazarenos que van a cargarlo.

A la una de la madrugada del Viernes Santo se abre la puerta de la capilla tras tres golpes secos en la misma. La procesión la inicia la Cruz de Guía. Detrás de ella salen todos los Cofrades y por último sale de su capilla la imagen de N.P. Jesús Nazareno llevado a hombros por los hermanos de esta penitencial, descalzos, como ordena su regla. Escoltando el paso van cuatro Cofrades con faroles. Detrás se sitúa el hermano con el timbal que marca el paso y el Abad. El silencio es sobrecogedor, el recorrido completamente a oscuras, tan solo alumbrado por las velas que la cofradía reparte en su sede, minutos antes de la salida de la procesión, los faroles de los hermanos y las velas que los vecinos a lo largo del recorrido colocan en aceras y balcones. A lo largo de la procesión, se simbolizan las tres caídas de nuestro señor camino del calvario, con tres genuflexiones de la imagen a lo largo del recorrido. Los cofrades que acuden a esta llamada deben de guardar un silencio absoluto, silencio que no se ve turbado jamás por la gente que ve la procesión y por los muchos fieles que acompañan a Jesús Nazareno. Por las calles por las que pasa Jesús Nazareno el silencio reina y la gente apaga las luces de sus casas. Al término de la procesión se lee el soneto a N.P. Jesús Nazareno, obra de Félix Buisan Cítores a los compases de un Violonchelo.

Caminas a la muerte, Nazareno, hoy, como ayer, transida la mirada. Y en tu frente, de espinas maculada, brota la sangre un triste desenfreno. Ya sabes del dolor en el anteno Getsemaní. Caiste en la cruzada tres veces y Simón pena forzada comtarte tu calvario, de él ajeno. Reo del mundo absorto que te mira, pasas Tu Cruz de nuevo, ante los ojos. Un rezo desprendido el aire expira. Caemos a tus piés, y, así, de hinojos, creemos merecerte. Cristo amado, ¡y pesa tanto aún nuestro pecado!

Itinerario.

Plaza San Pablo (Capilla de la Cofradía), Obispo Manuel González, Marqués de Santillana, Los Pastores, Mayor Antigua 1ª Caída (Palacio Episcopal), 2ª Caida (Plaza San Antolín), Santo San Pedro, Plaza de la Inmaculada, Recorrido por el interior de la S.I. Catedral donde se realiza la 3ª caida frente al Santísimo, Santa Teresa de Jesús, Plaza de las Carmelitas, Santo Domingo de Guzmán, Plaza San Pablo, Capilla de la cofradía.

Nuestro Padre Jesús Nazareno a su paso por la S.I. Catedral
Nuestro Padre Jesús Nazareno a su paso por la S.I. Catedral
Nuestro Padre Jesús Nazareno
Nuestro Padre Jesús Nazareno