Voto Concepcionista

No fue hasta el siglo XIX cuando la Iglesia proclamara la Inmaculada Concepción de María como Dogma. Sin embargo, más de dos siglos antes, numerosas asociaciones cristianas sintieron la necesidad de defender la Concepción sin Mácula de Nuestra Madre. Primero los Franciscanos. Y de su mano, a comienzos del siglo XVII, las primeras Cofradías Penitenciales empezaron, empezamos, a proclamar Votos Concepcionistas.

En nuestra Cofradía, se realizó por primera vez el 08 de diciembre de 1615. Se salió en procesión extraordinaria con todas las insignias y acompañados por música de ministriles a las 15:00 horas, yendo desde el Palacio hasta la Plaza de San Francisco donde el Abad franciscano recibió a la comitiva y tomó el siguiente juramento:

“Nos, el Hermano Mayor y los alcaldes de la Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Madre la Virgen de la Amargura, en nombre propio y en representación de todos los Hermanos que actualmente forman nuestra Cofradía, ante Dios Nuestro Señor, aquí presente en el Santísimo Sacramento del Altar, y ante la Bienaventurada Virgen María, Nuestra Madre Amantísima, juramos y hacemos votos de confesar y creer en todo momento, que la Virgen Santísima fue concebida en Gracia de Dios y sin pecado Original por especial privilegio del Señor, y ofrecemos dar nuestras Vidas, si fuera necesario, por la defensa y confesión de esta verdad, hoy definida como dogma de fe por el magisterio infalible de la Iglesia.

Así lo hacemos, así lo confesamos, y así lo prometemos en presencia de Nuestro Padre Jesús Sacramentado, resumiendo nuestros sentimientos en esta popular Jaculatoria que ahora repetimos con todo el fervor de nuestras almas:

“Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar y la Inmaculada Concepción de María Santísima, Madre de Dios, concebida sin mancha de pecado original desde el primer instante de su ser natural”.

 AMEN

Fórmula que se sigue reproduciendo año tras año el día de la Inmaculada Concepción, fiesta grande de la cofradía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *